Clientes

Prevención control legionella

¿Qué es la Legionella?

La Legionelosis es una enfermedad bacteriana de origen ambiental que suele presentar dos formas clínicas diferenciadas, la infección pulmonar o enfermedad del Legionario, que se caracteriza por neumonía con fiebre alta, y la forma no neumónica, conocida como fiebre de Pontiac, que se manifiesta como un síndrome febril agudo y de pronóstico leve.

La infección por Legionella puede ser adquirida en dos ámbitos, el comunitario y el hospitalario. En ambos casos la enfermedad puede estar asociada a varios tipos de instalaciones, equipos y edificios.

La Legionella es una bacteria ambiental capaz de sobrevivir en un amplio intervalo de condiciones físico-químicas, se reproduce entre los 20ºC y los 45ºC, y se destruye a 70ºC. Su temperatura óptima de crecimiento es en torno a los 35-37ºC. Su nicho ecológico natural son las aguas superficiales, como lagos, ríos, estanques, en los que forma parte de la flora bacteriana. Desde estos reservorios naturales la bacteria puede colonizar los sistemas de abastecimiento de las ciudades y, a través de la red de distribución de agua, se incorpora a los sistemas de agua sanitaria (fría y caliente) u otros sistemas que requieren agua para su funcionamiento, como las torres de refrigeración. En algunas ocasiones, en estas instalaciones mal diseñadas, sin mantenimiento o con mantenimiento inadecuado, se favorece al estancamiento del agua y la acumulación de productos nutrientes de la bacteria, como lodos, materia orgánica, materia de corrosión y amebas, los cuales constituyen una biocapa.

La presencia de esta biocapa, junto a una temperatura propicia, explican la multiplicación de Legionella hasta concentraciones infectantes para el ser humano. Si existe en las instalaciones un mecanismo productor de aerosoles, la bacteria puede dispersarse al aire. Las gotas de agua que contienen la bacteria pueden permanecer suspendidas en el aire y penetrar por inhalación en el aparato respiratorio.

Las instalaciones que con mayor frecuencia se encuentran contaminadas con Legionella y han sido identificadas como fuentes de infección son los sistemas de distribución de agua sanitaria, caliente y fría, y los equipos de enfriamiento de agua evaporativos, tales como las torres de refrigeración y los condensadores evaporativos, tanto en centros sanitarios como en hoteles u otros tipos de edificios.

 
INSTALACIONES DE ALTO RIESGO
  • Torres de refrigeración y condensadores evaporativos.

  • Centrales humidificadoras.

  • Sistemas de agua caliente sanitaria con acumulador y circuito de retorno.

  • Sistemas de agua climatizada con agitación constante y recirculación (spas, piscinas, bañeras terapéuticas, hidromasajes).

INSTALACIONES DE BAJO RIESGO
  • Instalaciones de agua fría de consumo humano tales como depósitos, aljibes, tuberías.

  • Equipos de enfriamiento que pulvericen agua.

  • Humectadores.

  • Sistemas de agua contraincendios.

  • Sistemas de riego por aspersión en medios urbanos.

  • Aparatos que puedan producir aerosoles.

  • Fuentes ornamentales.


SERVICIO DE PREVENCIÓN


ZECRON
proporciona y da el servicio que establece el Real Decreto 865/2003 y el Decreto 352/2004, en los que se fijan los Criterios Higiénico-sanitarios para la Prevención y el Control de la Legionelosis. Por ello, ofrecemos a todos nuestros clientes los siguientes servicios:

Tratamiento del agua en las instalaciones de riesgo.

Plan de autocontrol:

  • Auditoría general de la instalación y confección de informe.
  • Control de la instalación y parámetros a seguir.
  • Elaboración y aplicación de programas higiénico-sanitarios.
  • Control de los puntos críticos y parámetros que seguir.
  • Limpieza y desinfección de las instalaciones.
  • Registro de mantenimiento de la instalación.
 
Suscríbete a nuestro boletín.

Te mandaremos información puntual de tu interés